jueves 03 de diciembre de 2020 - Edición Nº729

Deportes | 20 nov 2020

La FIFA presento un plan de protección para jugadoras embrazadas

La FIFA anunció que protegerá mejor a las jugadoras embarazadas. Impondrá una baja de maternidad y también una prohibición de despedirlas.


El fútbol femenino ha dado hoy otro importante paso en materia de derechos laborales ya que desde FIFA se anunció la decisión de reforzar la protección de las jugadoras, con la implantación de estándares mínimos y de protección a la maternidad, entre otros, que deberán ser ratificados por su Consejo el próximo mes de diciembre.

Las reformas, desarrolladas en estrecha cooperación con diferentes grupos de interés, establecerán unos estándares mínimos para futbolistas y se ha hecho hincapié en aquellas que estén embarazadas.

Así, las nuevas reglas propuestas incluirían una "baja de maternidad obligatoria de un mínimo de 14 semanas", en las que "se mantendrá al menos dos tercios del salario establecido en el contrato de la jugadora". A su regreso al trabajo, los clubes deberán facilitar la reintegración de las jugadoras y proporcionar apoyo médico y físico. Además, ninguna jugadora debería sentirse perjudicada por el hecho de quedarse embarazada, subrayó la FIFA.

Las nuevas reglas propuestas incluyen una serie de medidas clave:

 Baja de maternidad obligatoria de un mínimo de 14 semanas; se mantendrá al menos dos tercios del salario establecido en el contrato de la jugadora.
En el momento de reincorporarse al trabajo, el club deberá facilitar la reintegración de la jugadora y ofrecerá apoyo médico y físico.
Mayor protección laboral con el fin de garantizar que las futbolistas no se vean perjudicadas por el mero hecho de quedarse embarazadas.
La Comisión de Grupos de Interés del Fútbol, encabezada por Gianni Infantino, resaltó que: "Después del gran crecimiento experimentado recientemente y del éxito sin precedentes de la última edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA celebrada en Francia el año pasado, el fútbol femenino alcanza ahora un nuevo estadio en su desarrollo. El paso lógico era adoptar un marco regulatorio apropiado y ajustado a las necesidades del fútbol femenino".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS